RODRI SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.
LUCHADOR INCANSABLE,GUERRERO VENCEDOR DE GRANDES BATALLAS.


b05d326c-a7ca-3b16-bb6f-e7fef2187752

R

R

domingo, 4 de octubre de 2015

Te espero al alba


En el silencio escuche tú voz.
Con el viento tus abrazos.
Al soplo del amanecer,
Antes que el alba rompa el sueño
Y la tierra tome el cielo,
Yo sigo deambulando. O sólo quizás soñando.
En un mundo tan cercano.
Sólo a un paso. Un latir.
Es ahí. Cuando los senderos,
Se cruzan y se entrelazan,
Mezclando el alma en dos mundos
Cristal. Tan diferentes y tan iguales.
Momento mágico.
La tierra y el cielo se funden en
Un encuentro.


2 comentarios:

  1. Ayyy ¡Miguel! Nuestras almas han partido con ellos. Por eso duele tanto quedar acá prisioneros en estos cuerpos. Si todo nuestro amor y nuestra vida está a su lado, para siempre... sin olvido, con este inmenso y desgarrador amor que extraña y necesita oír esa voz que me diga mamá.... silenciada para siempre....

    ResponderEliminar
  2. JIDDU KRISHNAMURTI. Los sueños agradables que mi hermano y yo teníamos en lo físico, han concluido... Nos divertíamos mucho en la vida, aunque éramos de temperamentos diferentes. De algún modo nos entendíamos sin esfuerzo... Era una existencia feliz, y lo extrañaré físicamente durante toda esta vida.
    Un viejo sueño ha muerto y uno nuevo ha nacido, como una flor que irrumpe a través de la tierra sólida... Una fuerza nueva nacida del sufrimiento está latiendo en las venas, y una nueva simpatía y comprensión nacen del sufrimiento pasado. Hay un mayor deseo de ver sufrir menos a otros; y si es que tienen que sufrir, ver que lo soporten noblemente y salgan de ello sin demasiadas cicatrices. He llorado, pero no quiero que otros lloren; y si lo hacen, ahora sé lo que eso significa... En el plano físico pudimos estar separados, y ahora somos inseparables... Como Krishnamurti, ahora tengo un fervor más intenso, una fe mayor, mayor simpatía y amor, porque en mí también están el cuerpo, el Ser de Nityananda... Ahora sé, con mayor certeza que nunca, que existe en la vida una gran belleza, una felicidad verdadera que no puede ser destruida por ningún suceso físico, una gran fuerza que no puede ser debilitada por ningún acontecimiento pasajero y un gran amor que es permanente, imperecedero e invencible.

    ResponderEliminar