RODRI SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.
LUCHADOR INCANSABLE,GUERRERO VENCEDOR DE GRANDES BATALLAS.


b05d326c-a7ca-3b16-bb6f-e7fef2187752

R

R

lunes, 8 de diciembre de 2014

Detalle de un amigo.Tras la muerte vida.

DETALLE DE UN AMIGO

En los momentos difíciles de la vida un soplo de alegría, el poder de sacar una sonrisa o mismo sacar unas lágrimas de emoción son recibidas con enorme satisfacción. Suelen venir de personas cercanas, las que más suelen conocer cada realidad particular.

Pero de esta vez este soplo ha venido con sorpresa, de alguien más lejano. Un amigo de esos que conectan con las palabras dibujadas con un lapicero en un papel.

Es de un agrado enorme que este blog , RODRIGO.EL NIÑO DE LA ETERNA SONRISA. Conecte de manera profunda a personas que no lo conocieron pero desde aquí pueden sentir su mensaje este donde este.

Queremos agradecer a todos los que visitan este blog y a todos los que dejan sus comentarios.

 Pero un agradecimiento especial para un amigo que se llama Francisco Moroz . Que regala a RODRIGO  y su familia este maravilloso poema que publicamos para que todos lo puedan disfrutar.

Muchísimas gracias.


Poema y dedicatoria de Francisco Moroz


Espero que lo guardes como un detalle más de los que te envía tu pequeño allá donde esté, utilizando formas inexplicables de hacerlo.
Sabrás que Dios se vale de nuestras manos, utilizándonos muchas veces como intermediarios.

Puedes disponer del poema de la manera que creas adecuada. Vuestro es a partir de ahora.
Un abrazo grande en la seguridad de que Él vela por vosotros y os guarda.


Tras la muerte la vida


El dolor se diluye con el tiempo
y es difícil que no curen las heridas,
más igual de imposible es el olvido
cuando el amor fue tan sincero y absoluto.

Y es que su paso quedó en suspenso,
en un aliento acabó su vida, y en un sollozo.
venció la muerte. Con aspereza, sin nada a cambio, entre la niebla con amargura.

Parece en vano tu abatimiento.
derrochadas tus lágrimas vertidas,
vacía y negra es la desdicha, con sabor acre a polvo y a ceniza.
Si el que marchó fue tan amado. ¿Cual el consuelo?
espino y abrojo, nada perdura en este mundo de desarraigo.

Y quedas solo
después de todo lo padecido, de los sueños suicidas
de los locos pensamientos que te arrastraron a la tristeza.
El abismo se acerca, te desgarra la pena y el futuro se cierra
con cerrojo y candado. ¿Habrá salida?

Y es entonces cuando descubres ese claro en el cielo, ese rayo de luz  reflejado en tus ojos;
en la fresca sonrisa con que recuerdas sus juegos de niño
las tiernas caricias y sus abrazos.
Es su estela dejada con tanto brillo. Él, que deslumbra con tanta fuerza tu corazón malherido y desangelado.

Te presta aliento, te suma fuerza para la lucha su fiel recuerdo,
y seguir adelante se vuelve reto cuando piensas en él.
El pesar de tu alma recibe alivio cuando escuchas su nombre
su presencia vibrante lo llena todo; cura tus heridas
hace florecer tu alma marchita,
devolviendo la quietud arrebatada con su presencia blanca.

Dejó un mensaje para los vivos: que la vida no acaba.
Se trasforma, cambia, metamorfosea cual mariposa.
Con otra esencia, con otro ritmo como la danza.
no hay lugar para la sombra, pues todo es luz.
Nosotros mismos, luz y esperanza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario