RODRI SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.
LUCHADOR INCANSABLE,GUERRERO VENCEDOR DE GRANDES BATALLAS.


b05d326c-a7ca-3b16-bb6f-e7fef2187752

R

R

lunes, 15 de septiembre de 2014

RODRI.NIÑO CON CÁNCER DICE QUE PESAR DE TODO NO CAMBIARÍA NADA.Era un día más en el hospital. La habitación 315.Un día más por la mañana.


Era un día más en el hospital. La habitación 315.Un día más por la mañana. Un despertar más, con el dolor escondida, de tantos otros que pasamos anteriormente. Aun se respiraba el silencio matutino de la madrugada y la esperanza de aun seguir ahí, despertando todos los días y esperar por la “maldita droga” quimioterapia respectiva.

Como todas las mañanas Rodrigo se despertó pronto. Era una costumbre el paseo matinal por el pasillo de la planta tres de oncología. Como se de una avenida se tratara con escaparates imaginarios e invisibles. Pero reales  y visibles las puertas de cada habitación, con su respectivo número  enmarcado en su parte superior. Escondiendo  a cada inquilino. Habitaciones de las cuales Rodrigo fue huésped  de cada una de ellas.
De gotero en mano. O mejor dicho empurrando el gotero y Rodrigo empuñando los tubos para que no se  enredaran en sus piernas .Pasillo arriba y pasillo abajo. Una y otra vez. Solo interrumpidos por alguna enfermera, auxiliar o algún papa deambulando a esa temprana hora.

En eses paseos largos y de largas conversaciones, Rodrigo le gustaba de hablar de sus cosas diarias, lo que pensaba y de los deseos que tenía para su futuro. Cada día Rodrigo nos acostumbró y nos sorprendía con alguna frase que difícilmente se puede imaginar que pude salir  de un niño de 12 años. Pero ese era Rodrigo que enmarcaba frases para el corazón desde  hacía ya bastante tiempo.

En este paseo concreto y en esta madrugada muy especial. Rodrigo me tenía una sorpresa preparada en forma de una frase y una actitud que jamás podré  olvidar y que fue uno de mis pilares para seguir luchando en esta cruel vida. Rodrigo vivía intensamente cada instante de su vida y en especial al momento que estaba pasando con esta terrible enfermedad. Rodrigo a esta altura ya llevaba 10 meses de tratamiento con quimioterapia. Con múltiplos ingresos, pinchazos y todo lo que provoca la quimioterapia. Una quimioterapia  muy agresiva en su caso de la misma forma que era su enfermedad.

Diez meses sin pelo “Antes Rodrigo tenía melena que ostentaba con mucho orgullo”, diez  meses de pinchazos, diarreas, vómitos, nauseas, pocas ganas de comer, dolores por todo el cuerpo  y todo lo que provoca el tratamiento con quimioterapia. Se hace difícil comprender porque un niño tiene que pasar por tamaño sufrimiento.

Pero Rodrigo ese día me lo iba a explicar, sin que yo le preguntara. Esa mañana  Rodri estaba contento y muy hablador. Me explicaba todo lo que estaba viviendo. Lo que le decían los amigos, la gente conocida, la gente menos conocida, los halagos, los regalos. En fin todas esas cosas  que  se dicen para arropar a un niño que tiene cáncer. Mientras caminábamos  y con ligeras paradas. En una de esas Rodrigo gesticulando con la mano para que yo pudiera entender mejor me dice.

 SABES PAPA!? YO SE QUE TU Y MAMA DARIEIS TODO PARA QUE YO NO TENGA ESTA ENFERMEDAD.PERO YOO SE VOLVIERA ATRÁS NO CAMBIARÍA NADA.POR TODO LO QUE ESTOY VIVIENDO….


Lo repitió. Por sé no me había quedado claro. Yo me quede en silencio unos segundos sin saber lo que contestar. Girando la cara ligeramente para poder esconder las lágrimas que brotaban de mi alma por tamaña lección que me acababa de dar mi propio hijo. Con dificultad le dije que era un orgullo escuchar eso de un hijo. Y además que tenía razón. Que papa y mama darían todo para que no tuviera esa enfermedad. El paseo continuo .Pero yo ya seguí bastante emocionado. Y revisando cada palabra que acababa de escuchar. Estaba extremadamente deslumbrado  por las palabras de Rodrigo. Rodrigo sin saberlo me acababa de enseñar el camino que más tarde iría a necesitar. Tres meses después fallecía. Pero sin antes de regalar tamaña muestra de grandeza y un amor incondicional a la vida.

4 comentarios:

  1. He llorado. Que cielo de niño. Lo siento de verdad. Es imposible comprender vuestro dolor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zarzamora por visitar el blog. Rodri era y es un niño especial que lucho y fue un ejemplo de valentía.
      El dolor es inmenso,pero el amor por el es mas grande.Un abrazo

      Eliminar
  2. Que injusta es la vida y que horrible esta enfermedad. Admirable Rodrigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar